09/10/2019 Elintransigente.com - Nota

El Plan Venganza incluye castigos para los enemigos; amnistía generalizada; leyes especiales


Alfredo Leuco acaba de hacer un durísimo editorial en su programa Le doy mi palabra, donde apunta directamente contra el kirchnerismo. El otro día le dije que el objetivo inconfesable de Cristina y su banda es que Alberto ocupe el lugar de Macri para que Bonadio ocupe el lugar de Lázaro Báez en la cárcel de Ezeiza, Pichetto en lugar de Cristóbal y Lanata o Daniel Santoro en lugar del general violador de los derechos humanos y enriquecido ilegalmente, César Milani, arrancó diciendo el periodista. Y luego profundizó su punto de vista: El Plan Venganza incluye la gente en las calles celebrando la liberación de los corruptos para recibirlos como si fueran héroes revolucionarios. Así se podría resumir el acuerdo entre Cristina y Alberto. Para lograrlo están estudiando todas las variantes, a saber: Reforma Constitucional que reduzca el poder judicial a un servicio de justicia; poner todos los jueces en comisión y despedir a los que se animaron a investigar a los K y llenar de jueces K los tribunales, Comodoro Py y la Corte Suprema de Justicia. Pero eso, según el conductor, no sería todo: Quieren copar el Consejo de la Magistratura para apoyar ese proceso de premios para los magistrados amigos y castigos para los enemigos; indultos selectivos, amnistía generalizada, leyes especiales de revisión extraordinaria, como propuso Zaffaroni que, además, se pueden complementar con jubilaciones de jueces; colocar en la Oficina Anticorrupción y en la Unidad de Información Financiera a militantes cristinistas que dejen de impulsar las investigaciones como querellantes de las principales causas. Leuco no ocultó su preocupación ante lo que puede ocurrir si gana Alberto y Cristina estas elecciones: Lo más peligroso y preocupante es que si ganan los Fernández, los arrepentidos que con tanto coraje aportaron datos van a ser custodiados por funcionarios kirchneristas que pueden ser sus verdugos o entregarlos atados de pies y manos. Alguno ya está pensando en arrepentirse de haberse arrepentido. La conclusión de Alfredo es lapidaria: Todavía no encontraron solución para los condenados, por la justicia como los casos de Amado Boudou que, tal vez se convierta en el Pato de la Boda. Alberto Fernández no lo quiere porque, durante el gobierno de Cristina, expulsó de un cachetazo a su amigo Esteban Righi, el ex procurador, el Bebe, al que acaba de rendirle un homenaje emocionado. Y después porque fue condenado por haberse apropiado de Ciccone, la fábrica de billetes, 5 años y 10 meses de prisión y ese castigo fue confirmado por la instancia superior. Cristina lo designó a Boudou e intentó protegerlo por todos los medios.

#89651480   Modificada: 09/10/2019 14:27



Acceda a la nota web del medio

  
www.ejes.com | Santiago del Estero 286 4 piso - Of. 5 Buenos Aires | TE. 5352-0550